julio 29, 2019 Noticias No hay comentarios

El pasado día 15 de julio se celebró el Acto de Clausura del Life “Feeding Scavengers” en la Casa del Parque de las Hoces del Río Riaza en Montejo de la Vega de la Serrezuela (Segovia). Este acto se enmarca dentro de las acciones del Life, y en su organización ha colaborado la Fundación Biodiversidad, además de los tres socios del Life; Fundación CBD-Hábitat, Junta de Castilla y León y Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León.

Al acto asistieron, además de los representantes de los socios del Proyecto Life, miembros de otras entidades conservacionistas y ganaderos colaboradores del Proyecto. Se expusieron los principales resultados y se presentó el Informe Layman en el que se resumen estos resultados y la repercusión del Proyecto. Además se distribuyó entre los asistentes el “Manual de buenas prácticas para el depósito de cadáveres de ganado extensivo y otros SANDACH como alimento para especies necrófagas de interés comunitario”. Este Manual recoge información acerca de los requisitos y condicionantes legales para que las explotaciones ganaderas sean autorizadas a dejar cadáveres de ganado para alimentar a las especies carroñeras, el modo de planificar y elaborar planes de alimentación para especies necrófagas, y también diversas recomendaciones que se derivan de la experiencia de estos más de cuatro años de trabajos del Life “Feeding Scavengers”.

Tras la bienvenida a los asistentes, la Directora Gerente de la Fundación CBD-Hábitat, Nuria ElKhadir, expuso una breve reseña de lo que son y representan los Proyectos Life y la Red Natura 2000 para la conservación de los ecosistemas y la biodiversidad en Europa, y repasó algunos de los Proyectos y actuaciones llevados a cabo por la Fundación CBD-Hábitat durante sus 20 años de existencia.

Nicolás González, Jefe de Sección de Espacios Naturales, Fauna y Flora de Ávila, en representación de la Junta de Castilla y León, intervino valorando de manera muy positiva los resultados alcanzados por el Life, así como la implicación de los socios para su consecución. Hizo también referencia a la importancia de Castilla y León para la conservación de especies emblemáticas como el buitre negro y el resto de aves necrófagas, y en la necesidad de colaboración con los ganaderos para conseguir los objetivos de conservación.

A continuación, Eduardo Soto-Largo, técnico del Life Feeding Scavengers expuso y detalló algunos de los resultados del Life, relacionados con el proceso de diseño del “Plan de Alimentación” establecido, y con las cantidades y distribución del alimento aportado durante el Proyecto.

Seguidamente Manuel Martín, técnico también del Life “Feeding Scavengers”, quien expuso los resultados derivados del monitoreo de 490 carroñas mediante estaciones de fototrampeo, que gracias a la implicación de los ganaderos colaboradores, ha servido para confirmar que el alimento depositado es consumido por las especies necrófagas a que se destina, así como para trabajar sobre medidas de manejo de cadáveres que permiten mejorar las condiciones de consumo por parte del buitre negro y el resto de especies objetivo del Life.

En representación de la Fundación Patrimonio Natural, tercero de los socios del Life, Emilio Díaz-Pines, expuso y presentó los diferentes materiales para la promoción del Proyecto entre el colectivo ganadero, así como materiales y actividades divulgativas diseñados y desarrolladas en las diferentes ZEPA del proyecto, y dirigidos tanto a escolares como al público en general.

Tras estas intervenciones, tomaron la palabra representantes de las más de 500 explotaciones ganaderas que han participado en el Proyecto, verdaderos protagonistas del Life “Feeding Scavnegers”, junto a las aves necrófagas. Primero intervino Isidro Cuesta, veterano ganadero de ovino extensivo de Sebúlcor (Segovia), y orgulloso de su magnífico rebaño de ovejas churras, quien defendió apasionadamente la recuperación de su relación con los buitres de la ZEPA de las Hoces del Río Duratón, en donde pastan sus ovejas, buitres a los que considera el mejor y más eficiente método de eliminación de los cadáveres de ganado.

Noemí Del Campo y José Luís Hernández, jóvenes ganaderos de caprino de Santa Cruz de Pinares (Ávila) la primera; y de ovino en Ventosa del Río Almar (Salamanca) el segundo, insistieron también en las bondades de la gestión natural de los cadáveres de ganado como alimento para las aves necrófagas, comentaron su experiencia de colaboración con el Life “Feeding Scavengers”, y expusieron algunos casos que se les han presentado en relación a los cadáveres que han dejado y a la percepción de este modo de gestión por parte de vecinos y otros colectivos, como agricultores o cazadores. También reivindicaron más apoyo para la ganadería extensiva por parte de las administraciones, y más colaboración con estas.

Fernando Pérez, de Santa Cruz de Pinares (Ávila), propietario de razas ovinas autóctonas en peligro, como negra castellana y churra, y uno de los ganaderos extensivos con más visión y proyección de futuro, apasionado y activo defensor de esta actividad, intervino para dejar claro que no son necesarias muchas palabras para entender la relación positiva del ganadero extensivo con los buitres. Por su experiencia, él lo tiene claro, y defiende la labor que estas aves hacen en el campo, al mismo tiempo que se enorgullece de contribuir a la alimentación de las importantes poblaciones de buitre negro y otras aves necrófagas de las ZEPA “Pinares del Bajo Alberche y Valle de Iruelas”.

El acto finalizó con un interesante debate e intercambio de opiniones y experiencias entre estos cuatro ganaderos y el resto de asistentes, ganaderos o no, sin duda enriquecedor para todos. Esta jornada de clausura pretendía ser reflejo del trabajo de estos más de cuatro años, en los que el principal protagonista, e imprescindible para alcanzar los objetivos, ha sido el ganadero, y pensamos que se ha conseguido.

Mas información en el video del Canal Youtube de las Fundación CBD-Hábitat

Escrito por Fundación CBD-Hábitat